...un espacio para compartir y aprender ;)

Comunidad global de permacultura

publica tu artículo

 

Menú de usuario

Acceso Usuarios

Inicie sesión para poder enviar artículos, enlaces, eventos...



Estadisticas

Miembros : 5008
Contenido : 1927
Enlaces : 95
Ver contenido por hits : 9746054
218 usuarios en linea

Escribe tu correo para recibir actualizaciones:

 

Las personas más felices parecen ser aquellas que no tienen motivo especial para serlo, salvo que lo son.
William R. Inge

Mapa de Visitantes


PDF Imprimir E-mail

Jabones duros y blandos


Artículos - Belleza y cosmética natural
Jueves, 06 de Marzo de 2008 18:38
Usar puntuación: / 31
MaloBueno 

Cuando se utilizan grasas animales o algunos aceites vegetales de punto de fusión elevado, como el aceite de coco, al saponificarlos se obtiene jabones duros, que se pueden utilizar en forma de pastillas. A partir de aceites vegetales de bajo punto de fusión, como el girasol, se obtienen jabones blandos, que se pueden utilizar en forma de cremas.

Con la misma grasa o aceite con hidróxido sódico se obtienen jabones más duros que con hidróxido potásico.


Manejo de la sosa y la potasa.

Tanto la sosa como la potasa son productos corrosivos, por lo que conviene manejarlos con guantes. Al disolverlos en agua se desprende mucho calor, por lo que nunca se disuelven en agua caliente, siempre en agua fría. Dependiendo de la cantidad de agua y de sosa, sobre todo, que queramos disolver, puede llegar a hervir el agua y salpicar, por lo que conviene utilizar gafas.


Fabricación de jabón.

  • Aceite vegetal o grasa animal.
  • Sosa o potasa.
  • Agua. La cantidad de agua necesaria es entre un 30 y un 40% del peso del aceite o de la grasa.
  • Perfume al gusto de cada cual.
  • Otros aditivos. Talco, ácido cítrico, …

El método general consiste en disolver la sosa o la potasa en el agua necesaria y posteriormente se añade en caliente esa solución despacio sobre la grasa y agitando despacio para que se vaya mezclando bien. Se mantiene toda la mezcla a fuego lento o baño maría (60º-70º) durante dos horas agitando despacio. Si estamos haciendo jabón en pastilla se vierte la mezcla sobre un molde, se le da la forma que queramos y se deja enfriar y secar.

A la hora de fabricar un jabón no es indispensable usar una sola clase de aceite o grasa. Se pueden usar mezclas de aceites en las proporciones que queramos y para saponificar también se puede usar una mezcla de sosa y potasa.


Tabla de saponificación

Nos indica la cantidad de sosa que necesitamos para saponificar totalmente una grasa o un aceite, ya que esa cantidad no es la misma para todos los aceites.


Coef.        Tipo de grasa

0,075         Lanolina
0,139         Manteca de cerdo
0,140         Sebo
0,129         Aceite de castor
0,184         Aceite de coco
0,136         Aceite de maíz
0,138         Aceite de algodón
0,136         Aceite de oliva
0,142         Aceite de palma
0,136         Aceite de avellanas
0,136         Aceite de soja
0,137         Aceite de girasol

Supongamos que queremos saponificar con sosa 400 gramos de aceite de coco. Para saber la cantidad de sosa que necesitamos multiplicamos la cantidad de aceite por el coeficiente del aceite de coco, que es 0,184 y nos resulta:
400 x 0,184 = 73,6 gramos de sosa.

Cuando queremos utilizar potasa el valor que resulta para la sosa se debe multiplicar por 1,4 (que es la relación entre los pesos moleculares del hidróxido potásico y el sódico).

En el caso anterior, saponificando con potasa en lugar de sosa, necesitaríamos:

400 x 0,184 x 1,4 = 103,04 gramos de potasa.

 


Debes registrarte para enviar comentarios.



Hasta hace poco los comentarios estaban abiertos al publico sin registro, pero nos bombardeaban con mensajes de spam en ingles. Lamentamos que tengas que registrarte para poder comentar, aunque solo se tarda un minuto.

 
mantenimiento técnico naujgomez.com